Antecedentes

 

ANTECEDENTES DTCA / PROGRAMA DE JUSTICIA TERAPÉUTICA EN MÉXICO PARA PERSONAS CON CONSUMO DE SUSTANCIAS PSICOACTIVAS

Los tribunales de tratamiento de drogas (adicciones) combinan el tratamiento ordenado por el tribunal con la supervisión judicial continua del proceso de tratamiento. El primer tribunal de tratamiento de drogas (TTD) se creó en Miami,  Florida, en 1989. En abril de 2013, ya funcionaban más de 1.400 tribunales de tratamiento de drogas para infractores penales adultos en todo Estados Unidos. También se crearon tribunales de tratamiento de drogas en Canadá, Chile, Jamaica, Bermuda y las Islas Caimán al inicio de este siglo. México se sumó al grupo de países que implementó los tribunales de tratamiento de drogas en 2009, después de asistir a una reunión de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en Santo Domingo (República Dominicana) y de visitar los TTD de Estados Unidos, Chile y Bélgica. Luego que México lanzara esta iniciativa, y desde que la Secretaría Ejecutiva de la CICAD lanzó el Programa de Tribunales de Tratamiento de Drogas para las Américas en 2010, otros países también han adoptado este modelo, haciendo las adaptaciones necesarias a sus propias realidades y paisajes legales. Es más, a medida que los TTD se extendían a nivel internacional, los observadores han hecho énfasis en la función del contexto legal, cultural y político para generar distintas adaptaciones nacionales. En 2014, este modelo ya existe en Argentina, Barbados, Bermuda, Canadá, Islas Caimán, Chile, Costa Rica, Estados Unidos de Norteamérica, República Dominicana, Jamaica, México, Panamá y Trinidad y Tobago, y en países de todo el mundo, como Australia, Bélgica, Irlanda, Nueva Zelanda, Noruega y el Reino Unido (Inglaterra y Escocia). Cada vez son más los países que colaboran en forma directa con la Organización de los Estados Americanos (a través de la CICAD) y sus organismos asociados de todo el mundo con el fin de instalar una capacidad de investigación y evaluación que permita la consolidación del modelo y la generación de evidencia propia por parte de los países.

La SE/CICAD/OEA ha propiciado diversas alianzas con distintos organismos, que ofrecen expertise en diversas áreas, tanto a nivel nacional como internacional. Ello forma parte de un proceso de fortalecimiento que está orientado a satisfacer las necesidades y capacidades de la organización para beneficiar a los estados miembros. Esto se verá reflejado al momento en que los requerimientos y necesidades específicas que demanden los estados miembros ante la OEA se vean beneficiados por el valor agregado de las agencias cooperadoras. Por otra parte también esta práctica da cuenta de un proceso de afianzamiento de la Estrategia Hemisférica sobre drogas de la SE/CICAD/OEA.

El estudio diagnóstico del Tribunal de Tratamiento de Adicciones de Guadalupe, Nuevo León, México, es un claro ejemplo, ya que además de ser el primer estudio de Tribunales de Tratamiento de Adicciones – TTA -, del Programa de Justicia Terapéutica para personas con consumo de sustancias psicoactivas, que se hace para América Latina, fue preparado por la SE/CICAD/OEA, en un proceso de alianza estratégica con el Centro para la Innovación de la Justicia y con la Facultad de Asuntos Públicos de la American University.

El propósito de esta alianza dio cuenta que los entregables de dicho informe deben servir para garantizar una estructura funcional y adecuada para las operaciones del Programa de Justicia Terapéutica para personas con consumo de sustancias psicoactivas (antiguamente llamado programa de TTA para México). La expansión del Modelo del Programa de Justicia Terapéutica en México para personas con consumo de sustancias psicoactivas  es una iniciativa coordinada por el Gobierno de México a través de la Comisión Nacional contra las Adicciones de la Secretaría de Salud (CONADIC) y la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación (SEGOB). Para este proceso de implementación y expansión se cuenta con la colaboración de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (SE/CICAD), de laOrganización de los Estados Americanos (OEA).

En el mes de diciembre de 2015 se iniciaron conversaciones con SETEC (Secretaria Técnica del Consejo de Coordinación para Implementación del Sistema de Justicia Penal) en la búsqueda de fortalecer la implementación del Programa de Justicia Terapéutica en México , ello da cuenta del reconocimiento e importancia que esta SE/CICAD/OEA le reconoce a las alianzas, ya que ambas instituciones de una forma conjunta permitirán fortalecer la implementación y/o expansión del modelo del Programa de Justicia Terapéutica en México. Debemos destacar que SETEC cuenta con un reconocido prestigio a nivel nacional e internacional en la implementación del modelo acusatorio en México, y es la entidad mexicana que puede dar cuenta de forma precisa del estatus y grado de madurez de las distintas entidades Federativas en el proceso de implementación del sistema acusatorio, insumo que era necesario para detectar de una forma técnica y estratégica aquellas entidades Federativas que ofrecían mayor estabilidad para continuar con el proceso de implementación del Programa de Justicia Terapéutica en México. También esta alianza fue clarificadora, en atención a definir que era necesario explorar el modelo del Programa de Justicia Terapéutica en México  en otras poblaciones objetivo, como lo son los adolescentes y en otros escenarios procesales, como lo es en el proceso de ejecución de sentencia.

Este proceso además, forma parte del componente de integración social y transparencia llevado a cabo por la SE/CICAD/OEA, que no es otra cosa que la rendición de cuentas por su gestión y los productos entregables, como una consecuencia propia y directa, para este caso la implementación del modelo del Programa de Justicia Terapéutica en México.

Este paso nos ha permitido también definir los escenarios de Capacitación, tanto inicial como continua, que debe operar en las distintas entidades Federativas. Hemos descubierto que la capacitación resulta un elemento clave para la planificación de la implementación y continuidad de la operación de un programa, y debe incluir orientación (inicial y continua) y educación continua, teniendo en cuenta que es probable que haya rotación periódica entre los integrantes del equipo y dentro de los organismos que ellos representan. También el programa debe anunciarse a la comunidad, tanto a los interesados como a la comunidad extendida, describiendo el programa, con qué fin se ha diseñado, los servicios que prestará, los recursos que demandará, haciendo un reconocimiento de los distintos organismos de los que dependerá el éxito del programa. Debe haber un lanzamiento e implementación del programa y supervisión continua que garantice que el programa funciona según lo previsto y que aborde los problemas de implementación a medida que surjan.

Otros ejes que se sustentan como necesarios también son la difusión, desarrollo y participación de la comunidad, además del monitoreo y evaluación del programa.

actualizado el 9/21/2016 1:07:59 PM