1

CICAD: Fortalecimiento Institucional

2

CICAD: Fortalecimiento Institucional

3

CICAD: Fortalecimiento Institucional

4

CICAD: Fortalecimiento Institucional

Descripción del Proyecto

 

Descripción del Proyecto:

¿Por qué la CICAD y la Comisión Europea elaboraron este programa?


La Estrategia Regional de la Comisión Europea para América Latina prevé: una mayor atención a las poblaciones económicamente marginadas y socialmente excluidas que requieren acceso a servicios de tratamiento y rehabilitación; descentralización de las políticas, planes y proyectos a nivel local y mejorar la capacidad de las autoridades locales y de la sociedad civil para enfrentar las consecuencias locales adversas del consumo de drogas. El proyecto fortalecerá las sinergias entre las redes de la sociedad civil y ayudará a las ciudades a promover un tratamiento ético de los consumidores de drogas.

Las prioridades y los programas de la CICAD en el área del tratamiento de la drogodependencia que se detallan más adelante se han centrado hasta ahora en la elaboración de normas y el establecimiento de la autoridad regulatoria pertinente en el tratamiento de la dependencia de drogas; la asistencia a los Estados miembros de la CICAD en la diversificación de los tipos de programas de tratamiento y rehabilitación disponibles y abogar por la necesidad de integrar estos programas de tratamiento en los sistemas de atención de la salud de los países. Mediante este proyecto, la CICAD promoverá este criterio regulatorio y de buen gobierno a nivel municipal y alentará el fomento del mejoramiento del tratamiento y la rehabilitación ofrecidos a los dependientes de las drogas a nivel local.

Definición de la percepción de necesidades en materia de tratamiento y rehabilitación en drogodependencia en ciudades de la UE y de América Latina y el Caribe


Necesidad de mejorar la capacitación profesional en el tratamiento y la rehabilitación en dependencia de drogas a nivel municipal.

En América Latina y el Caribe, los problemas del uso indebido de drogas y de la dependencia, así como los daños conexos para la salud y sociales, son mayormente atendidos por ONGs que funcionan en forma independiente o con vínculos muy frágiles con los servicios sociales y de salud estatales. Ello se traduce en una gama limitada de atención que no satisface las variadas necesidades de las personas con dependencia de drogas. Al mismo tiempo, los servicios de atención de la salud del Estado, en particular a nivel local, en general carecen de personal suficientemente capacitado para diagnosticar y tratar los problemas de salud relacionados con el consumo de drogas. El proyecto contribuirá a crear conciencia de la necesidad de capacitación y brindará oportunidades para el intercambio de buenas prácticas en el tratamiento de la dependencia de drogas.

Utilidad de un aprendizaje mutuo entre ciudades de la UE y de ALC

Los países, ciudades y regiones de la UE han invertido recursos importantes en programas de tratamiento, rehabilitación y reduccion del daño* de investigación en dependencia de drogas. Esos conocimientos y experiencias serán de gran ayuda para los proveedores de tratamiento de las ciudades latinoamericanas y del Caribe participantes. Pero, al mismo tiempo, y específicamente en lo que respecta al uso de cocaína, los países de ALC cuentan con considerable experiencia en el tratamiento y la rehabilitación de las poblaciones vulnerables y socialmente excluidas, como los niños de la calle y los miembros de pandillas, elementos que seguramente serán de relevancia para las ciudades de la UE que puedan estar experimentando problemas similares.

Situación de los programas de tratamiento de la drogadicción en ALC

Los servicios de tratamiento, rehabilitación y asistencia postratamiento para dependientes de drogas no está aún totalmente regulados por las autoridades gubernamentales locales, en general presentan problemas de financiamiento y son insuficientes para el número de clientes potenciales.

Con contadas excepciones, los programas de tratamiento para dependencia de drogas, no están integrados en los servicios nacionales de atención de la salud, por lo cual prácticamente no hay continuidad de la atención ni adecuación entre el paciente y el tratamiento (lo cual es vital para la recuperación del paciente).

Los registros de los programas de tratamiento en dependencia de drogas son escasos y existen pocos datos relacionados, por ejemplo, con las historias clínicas de los pacientes, la medida en que puedan estar consumiendo drogas durante y después del tratamiento, comorbilidad, problemas de familia y de exclusión social.

Muchos países y ciudades carecen de un sistema o estructura para certificar a los profesionales del tratamiento de drogodependencia, ni cuentan con programas completos de capacitación que puedan permitir la licenciatura en este campo del conocimiento.

Los enfoques tradicionales de reducción del daño, de amplio uso en algunos países europeos, que incluyen intervenciones como el intercambio de jeringas y el tratamiento de sustitución, no tienen mayor aplicabilidad en la realidad latinoamericana ni caribeña, donde de acuerdo a los estudios de la CICAD, el consumo de drogas inyectables es estadísticamente insignificante en la mayoría de las ciudades de ALC. En el Caribe y en algunos países de sudamérica, en donde las tasas de infección por VIH son relativamente altas, existen algunas medidas de reducción del daño. Los modelos de atención dirigidos a preparar a la persona con consumo problemático de drogas para entrar en un programa formal de tratamiento, tales como las clínicas ambulatorias de bajo umbral, que tratan problemas asociados al consumo de drogas (p.ej., el deterioro dental, enfermedades de transmisión sexual, la hepatitis A y C, entre otras), y que no requieren que la persona esté libre de drogas para ingresar, son, no obstante, pertinentes y necesarios y serán fomentados por la vía del presente proyecto.

Alternativas a la reclusión de consumidores de drogas problemáticos que cometen delitos menores

Las cárceles de ALC y de la UE con frecuencia están superpobladas, tienen escasa dotación de personal y están mal equipadas. Las alternativas a la reclusión de delincuentes farmacodependientes acusados de delitos menores pueden ser una opción que las ciudades participantes deseen considerar, si su legislación lo permite. En ALC, Kingston y Montego Bay (Jamaica) y Belmopan (Belice) cuentan con tribunales que pueden derivar a los delincuentes al tratamiento, o con servicios comunitarios dispuestos por la justicia para los dependientes de drogas que cometen delitos menores. En Europa, la Oficina de Justicia para Adolescentes del Reino Unido y sus “sentencias para la comunidad”, incluidas las órdenes de servicio comunitario y de tratamiento en drogadicción, pueden ser particularmente relevantes para las experiencias de ALC, como los tribunales para casos vinculados a las drogas que funcionan en Glasgow y Fife (Escocia), Leeds y la zona occidental de Londres. Irlanda también tiene cierta experiencia en materia tribunales de justicia para casos vinculados a las drogas.

La mayoría de los países de América Latina no penalizan el consumo de drogas, sino que prevén la derivación de los delincuentes primarios al tratamiento. Sin embargo, la falta de recursos, experiencia e infraestructura hace difícil que los gobiernos centrales y municipales presten una atención efectiva a los delincuentes drogodependientes referidos por la justicia al tratamiento.

Un primer paso en la elaboración de esas alternativas, cuando se confirma su conveniencia y resultan viables, es sensibilizar a los jueces y fiscales de familia de ALC para que consideren el tratamiento de la dependencia de drogas como alternativa a la reclusión de los dependientes de drogas que cometen delitos menores.

Problemas de la UE en el tratamiento y la rehabilitación en dependencia de drogas

El aumento del tráfico de cocaína de ALC a la Unión Europea dio lugar a más casos nuevos de consumo de esta droga en la Unión y, por ende, es necesario contar con un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado de la adicción a la cocaína. Este proyecto aportará los conocimientos y experiencias de ALC en el tratamiento del consumo problemático de la cocaína.

Los inmigrantes de ALC a los países de la Unión Europea son con frecuencia cultural y étnicamente diferentes de los pueblos de los países receptores. Estas diferencias pueden ser un obstáculo al tratamiento efectivo de la dependencia de drogas. De modo que las contrapartes de ALC pueden aportar asesoramiento y asistencia a los países europeos receptores en el tratamiento de estas poblaciones. 

En muchos casos, las políticas de salud pública y bienestar social de los países de la UE permiten el tratamiento de la drogadicción con financiación pública en un entorno bien regulado, lo que puede ayudar a las ciudades de ALC a elaborar modelos similares.  

Socios de la CICAD/CE en el Programa de Hermanamiento de Ciudades

dependencia de drogas, son las principales contrapartes en este proyecto. El papel de estos funcionarios en la toma de decisiones y la regulación, así como las funciones de las ONGs son clave en el mejoramiento de los programas de tratamiento y rehabilitación en dependencia de drogas de sus ciudades. En particular, los alcaldes y concejales desempeñan una función fundamental en la asignación de recursos locales, pueden responder a las demandas de los ciudadanos por un tratamiento ético y una atención calificada y pueden actuar para evitar los abusos de los derechos humanos en los servicios de tratamiento de la dependencia de drogas y en las cárceles. Los proveedores de tratamiento tendrán con este proyecto oportunidad de mejorar la calidad y el acceso de los programas de tratamiento, rehabilitación y reduccion del daño* en dependencia de drogas y pueden decidir organizar servicios mejor integrados.  

Los jueces y fiscales que habitualmente trabajan en tribunales de familia o de adolescentes y tratan con delincuentes que cometen delitos menores, algunos de los cuales tienen problemas de drogas y/o adicción al alcohol y pueden también padecer trastornos mentales. Sensibilizarlos acerca de la disponibilidad local de programas de tratamiento y rehabilitación, acerca del propio proceso de rehabilitación, y acerca del concepto de una justicia reparativa que podría allanar el camino hacia un mejor manejo de la drogodependencia y hacia la humanización de los sistemas judiciales, aliviando la superpoblación de las cárceles.

Descripción de las actividades del proyecto


Establecimiento de una red de ciudades contrapartes de la UE y ALC

La CICAD ayudará a crear una red de ciudades hermanas de ALC y la UE que durante tres años se centrará en fomentar la conciencia entre los encargados de la formulación de las políticas municipales acerca de los beneficios de salud, sociales y económicos de ofrecer programas de calidad para el tratamiento, rehabilitación y  reduccion del daño* en drogadicción y de intercambiar experiencias y buenas prácticas en esta materia. El contacto de la red en cada ciudad será el alcalde (o un representante de alto nivel), quien participará en los intercambios de política de alto nivel entre las ciudades de la UE y ALC.

Dos foros interregionales de ALC y la UE sobre el tratamiento, la rehabilitación y reduccion del daño*en dependencia de drogas

Se celebrará un foro interregional de alcaldes y concejales y de su personal técnico principal en abril de 2008 en la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana. El foro, que durará dos días y medio, estará abierto a delegaciones de todas las ciudades interesadas, con hasta cuatro integrantes por delegación. El objetivo será subrayar las prácticas óptimas del tratamiento y la rehabilitación en dependencia de drogas; planificar actividades conjuntas de interés mutuo y fomentar la conciencia acerca de la necesidad de una atención de calidad. En la mayoría de los casos, cada ciudad participante solventará los costos de viaje y alojamiento de su alcalde. El foro contará con un ámbito en el que negociarán sus acuerdos de cooperación y cotejarán sus calificaciones y necesidades con ciudades hermanas, a la vez que elaborarán un plan de acción en el que se especifiquen los objetivos comunes y los resultados que prevén del intercambio.  

Los equipos técnicos locales acordarán los intercambios y los análisis de política que se llevarán adelante en los dos años y medio siguientes entre las ciudades hermanas.

Al tercer año del proyecto se celebrará un foro de conclusión en una ciudad de la UE para evaluar los resultados y convenir la transición del programa para el nivel local y el seguimiento futuro.

Concertación de acuerdos entre la CICAD y las ciudades contrapartes y entre las ciudades hermanas

La CICAD firmará un memorando de entendimiento con las ciudades hermanas para acordar un plan de acción y un programa de ejecución de las actividades. Asimismo, exhortará a las ciudades contrapartes (hermanas) a concertar acuerdos entre ellas en que se especifiquen las actividades que llevarán adelante en conjunto.

Intercambios y análisis de políticas entre las ciudades de la UE y ALC

Con el fin de elaborar intercambios de programas entre las ciudades hermanas de la UE y ALC, según los acuerdos y MOUs que suscriban, la CICAD ofrecerá herramientas que faciliten esos intercambios (acceso a Internet para todos los participantes, con información sobre cada contraparte y sus intereses, formularios, apoyo institucional, etc.).

TLas primeras visitas de intercambio se realizarán entre los alcaldes, acompañados de dos funcionarios técnicos. Estas visitas de alto nivel darán un impulso inmediato al proyecto, con asistencia y visibilidad públicas. La visita típica de intercambio, que será programada por la ciudad anfitriona, sería de dos o tres días e incluirá una conferencia de prensa del alcalde visitante, su aparición en TV y radio y una visita a un programa de tratamiento en tóxico dependencia y un recorrido a la ciudad anfitriona.  

Los equipos técnicos elaborarán a la vez planes específicos para la futura cooperación en temas de interés mutuo, como:

  • Tratamiento en dependencia de drogas para mujeres, reclusos y adolescentes;
  • Prácticas óptimas para el alta, el seguimiento y la atención postratamiento;
  • Estructuración de los servicios municipales, como vivienda, educación, atención de la salud, capacitación para el empleo u obtención de empleo, centros ambulatorios de bajo umbral.

Los posteriores intercambios entre UE y ALC con las ciudades participantes se harán a nivel técnico. Cada equipo técnico estará habitualmente integrado por cuatro personas: un representante de la Comisión Antidrogas de la ciudad; un representante de la Dirección de Salud municipal (en general, el Jefe de Salud Mental); un representante del sistema judicial local y un representante de una ONG proveedora de tratamiento. Los intercambios en general durarán cuatro días.

Guías municipales de servicios de tratamiento y rehabilitación en drogodependencia

Cuando no existan ya, los equipos técnicos locales, bajo la dirección de la alcaldía, recogerán información, en base a un cuestionario estándar suministrado por la CICAD, sobre el estado general del tratamiento, rehabilitación y reduccion del daño* en su respectiva ciudad, las características de la demanda de estos servicios y la manera en que los servicios de tratamiento y atención de la salud están organizados para atender esa demanda. Los equipos municipales podrán suscribir contratos con las universidades locales (habitualmente, las Facultades de Salud Pública) para preparar esas guías.   

El estudio resultante comprenderá elaborar o actualizar una guía municipal, detallando los programas de tratamiento, rehabilitación y  reduccion del daño* en drogodependencia, y especificando sus características, modalidades de atención, costo –de haberlo- y demás información que pueda necesitar un potencial paciente/cliente y su familia. Las ciudades participantes se comprometerán a publicar sus guías, sea en Internet, en periódicos locales o a través de la distribución de volantes o folletos.  

El presente proyecto aportará una contribución sustancial al fomento de la disponibilidad de servicios de tratamiento y rehabilitación en dependencia de drogas en las ciudades de ALC, la mayoría de las cuales carecen de una guía de los servicios disponibles.  

Análisis, adaptación y publicación de material sobre prácticas óptimas en tratamiento, rehabilitación y reduccion del daño*

La CICAD y los equipos técnicos locales analizarán y adaptarán el material existente de la UE y ALC sobre buenas prácticas para su uso a nivel municipal y prepararán matrices y directrices básicas en inglés y español, y, según corresponda, en francés y portugués. En su contenido, se subrayará cómo operar una red integrada de servicios dentro de la ciudad, se ofrecerán actualizaciones sobre drogas consumidas y complicaciones afines, prestando particular atención al manejo de las poblaciones con necesidades especiales (por ejemplo, diagnóstico dual; adolescentes con problemas de drogas; mujeres y reclusos en tratamiento por dependencia de drogas; consumidores con VIH/SIDA y emergencias relacionadas con las drogas.). 

Espacio de trabajo compartido en Internet

La CICAD establecerá un espacio de trabajo compartido en Internet. La plataforma permitirá que los participantes en el programa utilicen herramientas tales como:

  • Comunicaciones (por ej., noticias, foros en la red, notificaciones por e-mail)
  • Manejo de grupos de trabajo (por ej., documentos compartidos con control de las diferentes versiones, derechos de acceso, etc.)
  • Organización de tareas (por ej., registro diario de citas, planificación y programación, etc.)
  • Debate de temas específicos, con un debate supervisado.

Sostenibilidad

La sostenibilidad de este proyecto dependerá de la calidad del material que se produzca sobre prácticas buenas en las ciudades participantes y de la medida en que los participantes locales en los intercambios puedan reproducir el conocimiento a nivel local, y de acuerdo con los compromisos de las autoridades locales. De ahí el énfasis del proyecto en la producción de planes de trabajo para la cooperación futura, el intercambio de material en inglés y español y, toda vez que sea necesario y posible, en francés y portugués por la vía del espacio de trabajo compartido en Internet, y en agendas para las reuniones e intercambios.  

Evaluación del programa

La CICAD contratará un evaluador externo para diseñar la evaluación permanente del proyecto. Entre otros aspectos, la evaluación medirá el cumplimiento de este plan de operaciones y sus indicadores del proceso; la intensidad de los intercambios intrarregionales e interregionales a través del espacio de trabajo por Internet; el número de intercambios y de seminarios o talleres realizados; las mejoras en las políticas y prácticas del tratamiento y la rehabilitación en drogodependencia, etc. Como parte de sus referencias, en la evaluación se tendrán en cuenta las conclusiones e informes del Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM), así como las evaluaciones de necesidades realizadas en el año uno del Proyecto.

En la medida de lo posible, cada ciudad participante realizará su propia evaluación, con sus fondos y siguiendo las directrices de la CICAD.

EU-LAC es un proyecto ejecutado por la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), Secretaría de Seguridad Multidimensional de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y se enmarca dentro de la iniciativa EU-LAC “Alianza de ciudades en tratamiento de drogas”, financiada por la Comisión Europea. El contenido de este proyecto no refleja necesariamente la posición de la UE o la OEA.

actualizado el 8/19/2014 3:18:25 PM