Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD)

Breve resumen de los logros de la CICAD

 

Breve resumen de los logros de la CICAD
en la última década

[Originalmente escrito en 2004]

Antecedentes: En los últimos diez años, la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD/OEA) ha tenido que enfrentar el reto de adaptarse a un entorno de constantes y rápidos cambios en la aplicación de las leyes antidrogas y la prevención del uso de drogas. La CICAD ha intensificado significativamente sus esfuerzos por promover la cooperación y la coordinación regional en materia de drogas, además de haber adoptado nuevas direcciones en sus programas de acción dirigidos a fortalecer la capacidad de sus distintos Estados miembros para la prevención y el tratamiento del abuso de drogas y la lucha contra su producción y tráfico ilícitos. Gracias a un amplio reconocimiento y a una creciente base de coparticipes, la CICAD ha madurado como foro para la discusión franca de los temas relativos a las drogas, la evaluación objetiva de los avances al respecto y el mejoramiento puntualmente dirigido de la respuesta del hemisferio a los problemas en esta materia que privan en la región.

Una estrategia hemisférica para un problema hemisférico

Aunque el inicio de los años noventa pareció representar un nuevo comienzo tras una época de violencia militar y política en la región, para mediados de la década empezaron a surgir nuevas pautas de violencia criminal, claramente exacerbadas por el aumento en la producción, tráfico y consumo de estupefacientes a nivel transnacional. A pesar de que los grandes cárteles de las drogas en buena medida se habían desmantelado, surgieron en su lugar nuevas organizaciones traficantes, más pequeñas, que introdujeron nuevos métodos de contrabando y otras rutas para transportar mortales productos a los mercados a medida que las autoridades policiales cerraban las vías existentes. Al mismo tiempo, las claras líneas que separaban a los países consumidores, productores y de tránsito empezaron a desdibujarse, un fenómeno que se vió reflejado en la adopción en 1996 la Estrategia Antidrogas del Hemisferio por parte de la Asamblea General de la OEA, propuesta por la CICAD, en la que se incorporó por primera vez la aceptación del concepto de la responsabilidad hemisférica compartida en el control de las drogas. Durante este período, se extendió entre el público de todo el hemisferio la preocupación por los peligros que representan el narcotráfico y el consumo de estupefacientes, y fue en la Cumbre Antidrogas de Cartagena de 1990 donde los líderes manifestaron una determinación renovada de que algo debía y podía hacerse al respecto.

La ampliación del mandato de la CICAD para adaptarse a los nuevos desafíos

Como respuesta a lo ocurrido a partir de 1994, la CICAD ha ampliado su mandato original en su lucha antidrogas para incluir nuevas substancias (como las drogas sintéticas, las drogas de moda y los medicamentos que se adquieren por receta), el lavado de activos, el tráfico de armas de fuego, la cooperación marítima, la seguridad portuaria, la policía comunitaria, la violencia juvenil y de pandillas relacionada con las drogas, las sentencias alternativas para delitos menores en materia de drogas y, más recientemente, la consideración de la delincuencia transnacional organizada. Esta expansión refleja la conciencia por parte de los Estados miembros de la CICAD de que los problemas de abuso y tráfico de drogas están firmemente ligados a otros problemas socioeconómicos y delictivos graves que no es posible abordar eficazmente de forma aislada. Los indicadores del Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM) y los instrumentos para la recopilación de datos del Observatorio Interamericano sobre Drogas se han modificado para incluir los nuevos retos identificados por la CICAD. Las necesidades cambiantes de los Estados miembros para enfrentar los problemas variables relacionados con las drogas han exigido nuevas formas de pensar y actuar en los últimos diez tumultuosos años. El futuro continuará poniendo a prueba la habilidad de la CICAD para adaptar sus diversos esfuerzos a las necesidades en evolución del hemisferio.

La CICAD

  • Negoció la Estrategia Antidrogas del Hemisferio (1996), con base al documento por medio del cual se estableció —el Programa de Acción de Río (1986)— y puso en marcha programas de acción innovadores como sustento para el concepto de la responsabilidad regional compartida en el control de drogas.

  • Organizó reuniones semestrales de altos funcionarios antidrogas del hemisferio para analizar las tendencias cambiantes en la materia y establecer nuevas respuestas políticas y programáticas en la región.

  • Respondió a los problemas nuevos emergentes en el control antidrogas, como la delincuencia organizada, el contrabando de armas utilizadas en delitos relacionados con las drogas, las nuevas drogas sintéticas, el terrorismo, el pandillerismo, el tráfico de personas y la necesidad de alternativas para la justicia penal y la vigilancia policial

Reglamentos modelo

  • Elaboró reglamentos modelo para ayudar a sus Estados miembros en el control de:

    • Los precursores químicos (1990)

    • Los delitos de lavado de activos relacionados con el tráfico ilícito de drogas (1992)

    • La proliferación y el comercio internacional de armas de fuego (1997).

  • Se efectuaron múltiples procesos de revisión para actualizar los reglamentos de manera que mantuvieran su congruencia con las normas inter-nacionales en evolución y los nuevos métodos de control.

Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM)

  • Cumplió un mandato de la Cumbre de las Américas de 1998 de establecer un sistema estandarizado para medir periódicamente la evolución de las acciones antidrogas de los 34 Estados miembros de la CICAD, así como de la región en su totalidad, el único sistema de evaluación antidrogas del mundo que se basa en la revisión por los pares. El Mecanismo de Evaluación Multilateral (MEM), establecido en 1999, genera periódicamente informes de progreso y recomendaciones públicas por país y para toda la región, además de responder a las solicitudes de ayuda específica de los Estados miembros.

  • Definió, a través de 86 indicadores de evaluación, los componentes de un programa integral nacional y un sistema hemisférico de control antidrogas.

Fortalecimiento institucional

  • Ayudó a 25 Estados miembros de la CICAD a redactar Planes Nacionales Antidrogas que cubren toda la gama de temas relacionados con la aplicación de las leyes, la reducción de la demanda, la reducción de la oferta y los programas de investigación, de acuerdo con las necesidades específicas de cada uno, para facilitar la integración de acciones antidrogas a menudo complejas y con la participación de múltiples organismos.

  • Fortaleció la capacidad de los consejos nacionales antidrogas para convertirse en entidades que generen y ejecuten políticas de coordinación de los sistemas nacionales de lucha contra las drogas.

El Observatorio Interamericano sobre Drogas

  • Está ayudando a crear sistemas de información u observatorios en 21 consejos antidrogas de Latinoamérica y el Caribe para la recopilación, análisis y difusión estandarizada de datos, que aporte a los encargados de las políticas una base científica firme para la toma de decisiones.

  • Publicó un compendio anual de datos sobre el control del área de la oferta de drogas (CICDAT) que se ha convertido en la fuente básica de esta información en el hemisferio.

  • Elaboró y supervisó estudios uniformes sobre la extensión del consumo de drogas (SIDUC) en 19 estados miembros, y dio capacitación a profesionales locales para la recopilación continua de datos sobre el área de la demanda.

  • Ha avanzado considerablemente en el cumplimiento del mandato de la Cumbre de las Américas del 2001 de crear y hacer pruebas piloto para el 2005 de una metodología científica para estimar el costo que el problema de las drogas genera para los países del hemisferio.

Control antidrogas, reducción de la oferta y control del lavado de activos

  • Fundó una Escuela Regional de Inteligencia Antidrogas (ERCAIAD) en Lima, Perú, para capacitar a funcionarios de inteligencia antidrogas de toda la Comunidad Andina sobre habilidades de análisis de lucha contra las drogas y métodos comunes de recopilación de inteligencia, además de facilitar dentro de la región un intercambio más abierto de información en la materia.

  • Aportó nuevas habilidades de control antidrogas a miles de funcionarios de cuerpos policiales y aduaneros y de guardias costeras, portuarias y marítimas por medio de seminarios de capacitación antidrogas.

  • Promovió la aplicación más amplia de la policía comunitaria en los Estados miembros.

  • Capacitó a cientos de jueces y fiscales para el juzgamiento de delitos de lavado de activos e instruyó a banqueros y agentes reguladores sobre técnicas de prevención y detección de sistemas de lavado de activos, incluidos los delitos cibernéticos.

  • Ayudó a la creación y al fortalecimiento de Unidades de Inteligencia Financiera para identificar posibles sistemas de lavado de activos.

  • Llevó a cabo un estudio hemisférico sobre patrones, legislación, acuerdos e interdicción respecto al narcotráfico portuario y marítimo.

  • Elaboró un manual en el que se detallan las sustancias químicas que se utilizan para la producción de drogas ilícitas y la forma en que se emplean, que incluye además cuestiones relacionadas con la seguridad de los funcionarios, para ayudar a los cuerpos policiales y de aduanas a identificarlas con mayor facilidad y controlar su movimiento.

  • Elaboró una guía que define los elementos fundamentales de un sistema de control farmacéutico.

Desarrollo alternativo

  • Puso en marcha un nuevo modelo de desarrollo alternativo en los Andes y el Caribe para conducir a los campesinos a la producción agrícola lícita a través de una combinación de acciones, que incluyen métodos modernos de titularidad de la tierra, creación de organizaciones de campesinos, introducción de variedades de cacao y plátano de alto rendimiento y alta resistencia y desarrollo de la administración, cultivo y comercialización de cultivos orgánicos.

  • Creó una herramienta de cartografía por satélite (GLEAM) que permite a los gobiernos evaluar el uso de la tierra en las áreas dedicadas a cultivos ilícitos y diseñar sus intervenciones de desarrollo alternativo.

Reducción de la demanda

  • Elaboró normas para el cuidado en el tratamiento de la farmacodependencia en 15 Estados miembros.

  • Estableció directrices para la creación de un sistema integral de tratamiento de la farmacodependencia a nivel nacional.

  • Incorporó contenido sobre prevención, adicción, tratamiento y reintegración social, además de actividades de extensión e investigación, en los programas de estudios de enfermería de 15 universidades latinoamericanas, cuyo modelo se está aplicando a los programas de salud pública y educación.

  • Estableció un programa de maestría en línea de estudios sobre farmacodependencia, para que los profesionales de tiempo completo de la región respondan a los problemas relacionados con las drogas en sus lugares de trabajo con base en los conocimientos adquiridos.

  • Capacitó asesores de jóvenes de la calle, interventores sociales en pandillas, funcionarios judiciales y penitenciarios, trabajadores de prevención familiar y profesionales del campo de la salud sobre las “habilidades” para enfrentar el abuso de drogas de sus clientes.

Asociaciones

En todas estas acciones, la CICAD ha trabajado en estrecha relación con múltiples socios internacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo, la Organización de las Naciones Unidas, la Comisión Europea, el Departamento de Agricultura y la Fundación Nacional para las Ciencias de Estados Unidos, el Ministerio del Interior de España, la Real Policía Montada de Canadá y los Gobiernos de Japón, Francia, Israel, Corea y Turquía, por nombrar sólo unos cuantos, con el fin de integrar un frente vigoroso y unido en contra de las tendencias en constante evolución del abuso de sustancias psicoactivas y de los mercados internacionales de drogas, que amenazan todos los aspectos de la vida en nuestras sociedades.

James F. Mack, Secretario Ejecutivo
Comisión Interamericana para el
Control del Abuso de Drogas
Organización de Estados Americanos
1889 F St. NW
Washington, D.C. 20002
www.cicad.oas.org

actualizado el 1/24/2011 6:50:43 PM