CICAD: Observatorio Interamericano sobre Drogas (OID)

La vigilancia comunitaria del consumo de drogas

 

Ilustración muestra tendencias divergentes La vigilancia comunitaria del consumo de drogas brinda valiosa información sobre las tendencias de consumo

Por James N. Hall*

En cada país, los patrones de abuso de sustancias pueden variar entre las diferentes regiones y comunidades. Contar con un sistema comunitario para hacer un seguimiento de las tendencias nacionales de consumo de drogas ayuda a identificar las similitudes y diferencias que existen entre las diversas zonas geográficas y poblaciones, y, a la vez, brinda información que puede emplearse para trazar estrategias locales. En los Estados Unidos, el Instituto Nacional del Abuso de Drogas (NIDA, por sus siglas en inglés) estableció en 1976 el Grupo de Correspondencia Comunitaria a fin de hacer un seguimiento de los patrones de abuso de heroína en los principales centros urbanos. El nombre del grupo se cambió al poco tiempo por Grupo de Trabajo Comunitario en Epidemiología (CEWG, por sus siglas en inglés) ya que se expandió a 20 comunidades y amplió sus tareas de vigilancia a fin de contemplar casi todas las drogas ilícitas y el consumo no medicinal de productos farmacéuticos. El grupo se reúne cada 6 meses desde 1976.

Aprovechamiento de las fuentes de datos existentes

La misión del CEWG es controlar las tendencias de abuso de drogas aprovechando las fuentes de datos existentes en 20 zonas de los Estados Unidos. Esas fuentes de datos incluyen los organismos de salud pública, justicia penal y educación, cuya información se recopila en un informe comunitario elaborado por los miembros del CEWG. Las comunidades y los estados representados actualmente en el CEWG son: Atlanta, Boston, Chicago, Cincinnati, Denver, Detroit, Honolulu, Los Ángeles, Miami/Ft. Lauderdale, Minneapolis/St. Paul, la Ciudad de Nueva York, Filadelfia, Phoenix, St. Louis, San Diego, San Francisco, Seattle, Washington, DC, y los estados de Maine y Texas. Los objetivos del CEWG son:

  1. Caracterizar los cambios que se produzcan en los patrones de consumo de drogas y
  2. Permitir la identificación temprana de nuevos patrones y de cuestiones emergentes en materia de abuso de drogas.

El CEWG se reúne durante tres días en enero y junio de cada año, y la sede del encuentro va rotando entre las 20 comunidades. Cada miembro elabora un informe escrito de entre 15 y 20 páginas, organizado por categorías de drogas, que analiza varios indicadores locales vinculados con la droga, entre ellos:

  • Número de muertes;
  • Informes de salas de emergencias;
  • Pacientes ingresados a tratamientos de adicciones;
  • Precio y pureza de las drogas ilícitas;
  • Casos de laboratorios policiales;
  • Estudios de  prevalencia, y
  • Enfermedades infecciosas.

En la reunión, cada miembro informa sus principales conclusiones en una presentación de 20 minutos. La reunión incluye asimismo debates grupales sobre patrones regionales, drogas específicas y temas especiales. Se invita a un panel para que analice una cuestión emergente no tratada en la reunión anterior del CEWG, y se arma otro panel con investigadores de la comunidad organizadora. El programa se completa con una presentación de datos nacionales actualizados y con informes de otros países. Todos los informes de las reuniones se encuentran disponibles en línea.

Últimas observaciones

Una importante tendencia emergente identificada en la reunión del CEWG de junio de 2007, llevada a cabo en Filadelfia, fue el agravamiento de las consecuencias del abuso de poli- sustancias  a raíz del consumo no medicinal de benzodiazepinas y opiáceos de venta bajo receta combinados con alcohol u otras drogas. El Grupo de Trabajo también observó que, desde principios de 2006, se ha frenado el incremento del abuso de metanfetamina en las regiones oeste y central de los Estados Unidos, aunque su consumo sigue aumentando entre los latinos de algunas zonas.

Si bien la prevalencia del consumo de cocaína se mantiene relativamente baja, sus consecuencias, incluidas las muertes, las emergencias médicas y el ingreso a tratamientos de la adicción, son cada vez mayores. Aunque disminuyeron las muertes relacionadas con el consumo de heroína en algunas zonas, aumentaron las muertes a causa del consumo de opiáceos de venta bajo receta. Como la marihuana es la droga ilícita más consumida, se ubica segunda en el número de informes de salas de emergencia, ingresos a tratamientos de adicciones y casos de laboratorios policiales.

Los indicadores relativos al éxtasis, la droga de las discotecas, que venían disminuyendo de manera constante desde 2001, comenzaron a aumentar en 2006, y se ha denunciado que, si bien las tabletas vendidas como éxtasis pueden contener MDMA (compuesto químico del éxtasis), muchas también tienen el agregado de alguna metanfetamina.

La información del CEWG nacional es difundida por la División de Investigación en Epidemiología, Servicios y Prevención del NIDA a través de su serie de informes semestrales titulados Epidemiologic Trends in Drug Abuse (“Tendencias epidemiológicas en materia de consumo de drogas”). La información sobre el CEWG nacional, sus informes y los nombres y la información de contacto de los miembros del CEWG pueden conseguirse en el sitio web del NIDA.

Un ejemplo que debe seguirse

Tomando como base el modelo del CEWG del NIDA, se han organizado grupos de trabajo estatales en epidemiología (SEWG, por sus siglas en inglés) en muchos estados de los Estados Unidos. Asimismo, se han creado o se están creando grupos de trabajo similares en otros países y continentes, entre ellos, Asia, Australia, Canadá, América Central, Europa, México y Sudáfrica. Los grupos de trabajo locales en epidemiología del consumo de drogas de distintas zonas brindan un completo panorama del problema de las drogas de un país e información vital para que las comunidades a las que pertenecen tomen las medidas correspondientes.

Con frecuencia, el CEWH ha sido el primero en informar sobre tendencias emergentes de consumo de drogas en los Estados Unidos, entre ellas:

  • Consumo de MDMA en 1984
  • Cocaína del tipo crack en 1985
  • El regreso de la metanfetamina en 1988
  • Abuso del sedante/hipnótico Flunitrazempam (Rohipnol) en 1992
  • GHB (gamma hidroxibutirato) y droga de la violación en 1994
  • Incremento del consumo de éxtasis y drogas de discoteca en 1996
  • Disminución del consumo de éxtasis y drogas de discoteca en 2001
  • Incremento del consumo no medicinal de drogas de venta bajo receta en 2002
  • Heroína con el agregado de fentanil en 2006
  • El regreso del éxtasis en 2006

Cómo poner en marcha una red local de vigilancia del consumo de drogas

Carátula de una publicación de NIDA/CEWGPara establecer una red local de vigilancia del consumo de drogas, conviene comenzar con un pequeño grupo de trabajo para que todos los participantes tengan la oportunidad de aportar algo al proceso. Los miembros deben pertenecer a distintas organizaciones y tener perspectivas diferentes. Entre los miembros, debe haber un médico forense, personal de los programas de tratamiento, trabajadores sociales dedicados al tema del VIH, investigadores universitarios y agentes de policía locales. Si la red local formará parte de un grupo de trabajo regional o nacional, debe estandarizarse el proceso de presentación de informes para facilitar las comparaciones entre las distintas jurisdicciones. Puede descargarse en forma gratuita un completo manual y guía sobre los grupos de trabajo locales en epidemiología del consumo de drogas titulado Assessing Drug Abuse Within and Across Communities (“Evaluación del consumo de drogas en el conjunto de comunidades y en cada una de ellas”) [155 páginas, 5.6 MB, solo en inglés.] del NIDA.


Autor

Photo de James HallJames N. Hall es el director del Centro de Estudio y Prevención del Abuso de Sustancias, Nova Southeastern University (Davie, Florida, EE.UU.)  y trabaja en Observatorio sobre Drogas de Florida del Sur, que es una collaboración con  United Way of Broward County Commission on Substance Abuse. Viene trabajando más de 24 años en el Grupo de Trabajo Comunitario en Epidemiología (CEWG) para aplicar la investigación sobre las tendencias de consumo de sustancias controladas en el sur de Florida a crear soluciones comunitarias.

 

El Observador de la CICAD / Número 1, Año 6  /  Primer Trimestre de 2008


actualizado el 3/15/2012 10:28:54 AM